Proteger nuestras manos es preservar nuestra seguridad.

Proteger nuestras manos es preservar nuestra seguridad.

El tiempo vuela, llama a la puerta la nueva estación dispuesta a pintar nuestras cumbres de blanco, vendrán los días fríos y la precipitación se mantendrá solida allí arriba, el viento jugara en las cornisas,  mientras  abajo en el valle estamos dispuestos a afrontar una nueva  aventura en mar blanco, piensa en tus manos!.

Sugerencias para cuando adquieras unos guantes-manoplas o tridedos.

Recuerda:

Con la manos efectuamos mucha fuerza, si tu actividad es exigente en el uso intensivo de herramientas y cuerdas, selecciona guantes con materiales resistentes y forros interiores bien asentados que sean compactos, los  materiales de los guantes reciben un trabajo y un desgaste mecánico importante. (Guantes/Manoplas/Tridedo compactos)

A tener en cuenta que los guantes muy confortables y blanditos en general no son guantes duraderos preparados para resistir tracción, roce y abrasión en actividades intensas.

Con el ánimo de que te sientas el guante más ajustado a tu mano para manipular con mejores sensaciones, no adquieras un guante muy entallado, al tener sus forro interior muy ajustado a la mano, te estará protegiendo térmicamente menos.

Ten en cuenta  que con el uso los forros internos tienden a comprimirse ligeramente, y las costuras abrirse algo, quedando la cámara interior del guante algo más holgada.

No es aconsejable adquirir un guante que calce grande y se convierta en una prenda inoperativa, que te obligue a quitártela de forma habitual para manipular con mejor acierto.

Aconsejamos que te calces los guantes y practiques en tareas habituales, a fin de ganar práctica, maniobrabilidad y confianza con ellos en tus acciones, así evitaremos descalzarlos lo máximo posible en la actividad real.

Si eres un persona que sudas mucho a fin de no mojar el forro interior del guante, podría funcionarte una primera capa muy delgada con un guante fino y así mantener el interior de tu guante principal lo más seco posible, pero ten en cuenta que al incorporar un guante interior también tu mano aumenta algo de volumen, podría ser entonces que  la talla del guante principal te quedara algo pequeña para dicha combinación.

Delante de la posibilidad de mojar el interior de los guantes por diferentes motivos, o por la incidencia de una pérdida de alguno de ellos, es aconsejable llevar otros guantes de repuesto en la mochila.

Publicado en 10/11/2017 Home, Consejos, Extrem Isard 0 71

Dejar un comentarioLeave a Reply

Comparar 0
Ant.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out